Cómo se hace el café para que llegue hasta tu mesa

chica con café

Todos los días está en tu mesa, lo bebes con singular alegría o simplemente es necesario para despertarte pero… alguna vez te has preguntado ¿cómo es que esa bebida llega hasta tu taza? Así es, el día de hoy nos hemos puesto a investigar un poco para que conozcas como es que se fabrica esa maravillosa bebida y el proceso que sigue para que tú la puedas preparar desde casa:

1er paso – La recolección del café

Bueno como has de suponer el primer paso consiste en recolectar los granos, a primera vista pareciera que se tratara de una cereza pequeña debido a su tono carmesí, sin embargo el grano que se utilizará es el que tiene una tono amarillento, este proceso regularmente es manual eso quiere decir que literalmente cada grano tiene que ser recolectado uno a uno de cada valla (una labor ardua que lamentablemente es mal pagada a los campesinos encargados de realizarla)

2o paso – Despulpado

Este proceso tiene el objetivo de separar la cascarilla externa dejando al descubierto el fruto, usualmente se utiliza maquinaria para realizarlo.

3er paso – Fermentación

Ahora será el momento de recurrir a la fermentación. Allí, los granos se dejan reposo, para que se fermenten y vayan tomando la coloración y maduración necesaria para que puedan ser procesados posteriormente.

4o paso – Lavado

Después, llega un momento bastante importante, el del lavado. Es que en esa instancia es cuando se retiran los restos de fruto que hayan podido quedar impregnados al grano. Y también se eliminan los azúcares, dando como resultado algo ya más cercano a lo que beberás posteriormente.

5o paso – Secado

Este proceso únicamente consiste en separar los granos y dejarlos al sol hasta que se pierda toda la humedad, una vez que ya están secos los granos se pueden almacenar para posteriormente retirar la cáscara.

6o paso – Tostado

El momento final es el del tostado. Allí es cuando verdaderamente el grano termina por tomar la forma necesaria y, sobre todo, su magnífico sabor. Así, ya estará listo para ser molido y consumido.

Los tostadores mezclan diversos tipos de café para darle el sabor característico que tiene cada marca algunos acostumbran añadir azúcar es así como se obtiene el famoso torrefacto.

7o paso – Empacado

Finalmente se empaca el producto final y se envía a las tiendas generalmente previo a la molienda.

 

Ahora que ya conoces todo el proceso por el que tuvo que pasar tu taza de café de la mañana me parece que podrás apreciarlo mejor… ¿y cómo te gusta a ti, descafeinado, con azúcar, simple o con caramelo? cuéntanos cómo es tu café por la mañana.

You may also like...