Cómo llegó el café a América

coffebreak

Desde oriente a occidente, de sur a norte, todos se han deleitado con una taza de café. Es difícil pensar que este grano, hoy mundialmente comercializado, fue descubierto por unas cabras, quienes al comer la semilla roja mostraron una reacción más activa y energizante.

Leyenda o no, lo cierto es que el descubrimiento de esta semilla fue un deleite para muchos, considerado ahora como un producto básico para la vida diaria.

 

calle tacubaLa llegada del café a México

En México el café tuvo su aparición en el año de 1970 gracias a la importación de españoles y holandeses quienes con su llegada sembraron la semilla en Chiapas. Sin embargo, a esta humeante bebida le tomó tiempo tomar un lugar privilegiado en el paladar de la nueva España, ya que el chocolate era la primera opción en ese entonces.

Salvador Novo informa que el primer café en México fue nombrado Manrique y se ubicó en la calle de Tacuba, en el centro de la ciudad de México, lugar en donde el cura Hidalgo “ideó alguna conspiración política en contra de la dominación española”

 

Y es por eso que es importante

Tanto ha sido su importancia que desde su aparición se han creado grandes espacios de reunión en torno a él. Tan sólo a finales del año pasado y principios de éste la producción de café fue de 141 millones de sacos, cada uno de 60 kg, siendo los mayores consumidores países como Canadá, Estados Unidos, Colombia, etcétera.

Lo cierto es que, durante años ¿quién no se ha despertado deseando una taza de café?

You may also like...